“El Bigotes” y las tertulias periodísticas

El Confidencial Digital

“El Bigotes” y las tertulias periodísticas

“El Bigotes” nos ha llamado “tontulianos” a los que intervenimos en tertulias periodísticas. Voy a concederle unos minutos a tal insulto.

Un artículo de…

Javier Arnal
Javier Arnal

Más artículos de Javier Arnal »

Álvaro Pérez, “El Bigotes”, compareció el pasado martes ante comisión parlamentaria con motivo del “caso Gürtel”. Como contertulio, he de decir que estuvo maleducado. No voy a detallar las “lindezas” que expresó, porque no se merece la repetición.

“El Bigotes” no tiene cualificación para juzgarnos a los periodistas. Pero no sólo él es culpable de la retahíla de insultos: Pedro Quevedo, el presidente de la comisión, debía haberle cortado y que se ciñera al motivo por el que fue convocado. Muchas cosas suceden porque unos quieren hacer daño o insultan, y otros lo permiten: y eso nada tiene que ver con la censura, sino con el rigor, la buena educación y el cumplimiento de los propios deberes, en lo que suspendió Quevedo.

Por supuesto que las tertulias periodísticas – en televisión, radio o internet – tienen no pocos defectos, y constantemente hemos de hacer autocrítica: quien no lo hace en su profesión es que, con mucha probabilidad, no es un buen profesional. Sin embargo, lejos de mí descalificar a ningún sector profesional, como ha hecho Álvaro Pérez.

Las tertulias periodísticas son de diverso tipo: con invitado o no, comentando algunas cuestiones de actualidad que el moderador ha seleccionado, de cariz político o no.

Una primera crítica es que los periodistas invitados deberíamos serlo por su preparación o valía personal, no por el medio en que trabajan: más que peligrosa es la técnica de invitar a periodistas por “quedar bien” con un medio de comunicación, una especie de cuota que está pactada en algunos casos, explícita o implícitamente, decidiendo el director de cada medio quién acude.

Hay periodistas más preparados en asuntos económicos o judiciales, otros en política internacional. Según el tema o el invitado, a ellos se debería acudir, y no ampararse en la mencionada “cuota” de medios.

A veces, nos creemos que somos un “sabelotodo”, y eso es origen de poco estudio y reflexión, de repetición acrítica de tópicos o titulares simples. He de reconocer que muchos colegas dan ejemplo de humildad y, cuando se comentan materias que dominan menos, saben ceder la palabra a quienes están más preparados, y eso solemos saberlo.

Tampoco hemos de creernos lo que el público nos dice o deja entrever: no podemos dominar todos los temas, hay que saber rectificar –incluso en la propia tertulia– y, cuando los temas son conocidos o el invitado, acudir documentados, prepararnos la tertulia, por respeto a la audiencia y a la propia profesión.

Otro error es pensar que cuanto más se interviene, más peso se adquiere, más prestigio. Saber escuchar brilla por su ausencia en ocasiones, porque se está esperando que otro contertulio “respire” y deje de hablar, para colocar nuestra opinión o perspectiva.

Mucho hemos de mejorar en España en ese saber escuchar: no sólo es cuestión de educación – que lo es -, sino también de estar convencidos de que todos aportamos: saber escuchar es un auténtico multiplicador para todos. Y no digamos del lamentable espectáculo de que hablen varios a la vez o las interrupciones continuas: el moderador tiene gran parte de responsabilidad, como la tiene Pedro Quevedo por las barbaridades reiteradas que expresó “El Bigotes”.

Algunos pretenden asignar a las tertulias una función que no les corresponde: como si fuera una lección magistral. Es una tertulia, un intercambio de opiniones, pero es cierto que hay opiniones superficiales o ligeras, y las hay fruto de la experiencia y la reflexión.

Si la audiencia opinara de verdad respecto a los contertulios, y los medios tomaran nota, sería muy interesante: hay en ocasiones ausencias llamativas en las tertulias, y también repetición de contertulios que los oyentes no dudan en preguntarse por qué están ahí. Un juego de intereses parece justificar lo que constituye una falta de profesionalidad.

A veces se habla de tertulias periodísticas “abiertas”, con periodistas variopintos, y en otras ocasiones de tertulias “cerradas”. Siempre está la responsabilidad personal de prestarse al juego o no de las llamadas tertulias-encerrona: a mí me repelen.

En definitiva, debemos mejorar la calidad de las tertulias periodísticas, sabiendo que es responsabilidad de los periodistas, de los medios de comunicación que las organizan, y también de los oyentes.

Anuncios

Concentración en Valencia para la abolición de la tauromaquia el 24-F

El Confidencial Digital

Las fiestas inician la temporada taurina

Concentración en Valencia para la abolición de la tauromaquia el 24-F

La convoca el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal a las 18:00. Ya se han sumado más de 30 entidades

    • El partido político PACMA ha convocado una concentración para pedir la abolición de la tauromaquia, el próximo sábado 24 de febrero, a las 18 horas, en la plaza Manises de la ciudad de Valencia, y cuenta con el apoyo de más de 30 entidades. El eslogan de los carteles es “Paremos su Sufrimiento”.

La Presidenta del Partido Animalista (PACMA), Silvia BarqueroLa Presidenta del Partido Animalista (PACMA), Silvia Barquero ELCONFIDENCIALAUTONOMICO

Según han manifestado a El Confidencial Autonómico fuentes de PACMA, pretenden “protestar ante las administraciones públicas valencianas y pedir la abolición de los toros”. Ya en estos días, voluntarios de este partido y entidades que apoyan la convocatoria están difundiendo folletos y pegando carteles por las calles céntricas de Valencia.

Acudirán a la protesta personas de las provincias de Castellón y Valencia, ciudades en las que se inicia anualmente la temporada taurina: las Fiestas de la Magdalena en Castellón – este año del 3 al 11 de marzo, pues se trata de unas fiestas móviles, ya que son en la semana del tercer domingo de Cuaresma – y Fallas en Valencia.

Los 10 motivos para acudir a la concentración

Desde PACMA señalan a este digital que “estar en contra de los festejos taurinos no es cuestión sólo de sensibilidad o gusto, sino que hay unas razones, y queremos compartir con todos nuestros motivos”.

Con este fin PACMA ha redactado “Los 10 motivos por los que debes asistir a la concentración”.

El primero de los motivos es que “más de un millar de animales mueren cada año en diferentes “festejos”, sólo en la Comunidad Valenciana”.

Otros motivos que exponen son: que se financia con fondos públicos “esta atrocidad con absoluta falta de transparencia”; que la ONU ha denunciado que la tauromaquia vulnera los derechos de la infancia, pero a pesar de ello financiamos una escuela taurina pública”.

También aducen el motivo de que “proyectamos al exterior una imagen de país bárbaro” y que “la tauromaquia parasita nuestras fiestas y se apropia de nuestros espacios públicos”.

Consum tiene razones

Consum tiene razones

LOS supermercados Consum tienen un merecido prestigio, que los clientes reconocen. Nació en Valencia en 1975 con un supermercado, y ahora tiene más de 700 en seis comunidades autónomas -la mayoría en la Comunidad Valenciana y Cataluña, los restantes en Aragón, Murcia, Castilla La Mancha y Andalucía-, con más de 14.000 trabajadores. Cifras que dan idea de su importancia y de su línea de negocio.

Es sorprendente que ahora desde Compromís se ponga el grito en el cielo porque ha dejado de etiquetar algunos productos en valenciano desde septiembre pasado. Y el 8 de febrero inician en Twitter algunos de Compromís una ofensiva contra esta decisión, lamentando que reduzca en algo el valenciano, y entre ellos el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, así como el presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera.

Resulta insólita la polémica: que desde un partido que gobierna en la Comunidad Valenciana se entrometan en una decisión -todo lo perdurable que la empresa quiera o no perdurable, según lo estimen oportuno- empresarial, libre, legítima, aunque no se esté de acuerdo. Pero es que no sólo en Twitter, sino también altos cargos de la Generalitat se han puesto en contacto con los directivos de Consum para que reconsideren esa decisión, lamentándola como si nos fuera el pan y el agua en estos momentos con esa cuestión.

Consum ha tomado esa decisión con criterios empresariales, sólo faltaría. Habrán valorado los costes, la venta en comunidades autónomas distintas a la valenciana, la facilidad para leer los productos en personas mayores o extranjeros o simplemente castellanoparlantes. Suya es la decisión, suyo el derecho a tomar esa decisión, suyo el éxito o el fracaso, suyo el negocio.

Consum tiene sus razones, el derecho y la libertad empresarial. La intromisión de Compromís está fuera de lugar: responde a una visión totalitaria de la política, de abarcar todo, y eso es preocupante, porque es invadir e intentar controlar la sociedad: en Consum, en la imposición del valenciano con la Ley de Plurilingüismo y como mérito para funcionarios. La imposición del valenciano es más urgente para ellos que otras cosas: una pena, y un aviso de para qué lo quieren, para moldear tradiciones, historia y pensamiento, como ha sucedido en Cataluña. Ingenuos no son. Reflexión para sus votantes y los que no les vota

Las claves para que PP y Ciudadanos gobiernen en Valencia

El Confidencial Digital

Las claves para que PP y Ciudadanos gobiernen en Valencia

21/02/2018

01:00

La encuesta que el domingo pasado, 18 de febrero, publicó el diario digital “Valencia Plaza” , elaborada por la empresa SyM Consulting a partir de 560 encuestas, arroja el dato de que tres partidos políticos obtienen ahora casi el mismo número de concejales: Compromís 9, PP 9 y Ciudadanos 8. La mayoría absoluta es de 17 concejales, por lo que podría haber relevo en el consistorio, ahora gobernado por el tripartito Compromís, PSPV y Podemos, en favor de PP+Ciudadadanos.

Los diversos líderes políticos consultados por ECA se “curan en salud” afirmando que “todavía es pronto, ya llegarán las urnas”. Sin embargo, han subrayado varios de ellos que “si Grezzi sigue con sus originalidades de concejal-ciclista y con decisiones de movilidad polémicas, puede lograr que Compromís obtenga menos votos, porque hay hartazgo en muchos valencianos”. Giuseppe Grezzi es concejal de Movilidad, portavoz de Verds Equo, uno de los partidos que componen la coalición Compromís, y sus decisiones o intenciones sobre el tráfico están siendo muy discutidas.

Ciudadanos confirma en la encuesta que sube en estimación. “Puede conseguir más de 8 concejales, y podría superar al PP, de modo que entre ambos sumaran mayoría absoluta, y el alcalde fuera de Ciudadanos”. Destacan “la buena labor de Fernando Giner (concejal y portavoz de Ciudadanos en el ayuntamiento), que puede ser el nuevo alcalde”. “Además, la sintonía entre Giner y el PP es antigua, pues desde el PP le ofrecieron hace años en diversas ocasiones algunos cargos de gran relevancia, pero prefirió la actividad empresarial, hasta que se incorporó a Ciudadanos”. “El desarrollo de los procesos judiciales en que está inmerso en PP puede beneficiar más a Ciudadanos”, apuntan a este digital.

El aeropuerto de Teruel se volcará en la celebración de su quinto aniversario

El Confidencial Digital

Entró en funcionamiento en febrero de 2013

El aeropuerto de Teruel se volcará en la celebración de su quinto aniversario

Organizará jornadas de puertas abiertas, exhibición de aeronaves, concurso de dibujo, conferencias…

El aeropuerto de Teruel anunciará próximamente el calendario de actividades para celebrar el V aniversario de su entrada en funcionamiento, que fue en febrero de 2013. Entre ellas estarán la exhibición de aeronaves, exposición de concurso de dibujos de alumnos y conferencias, entre otras cosas.

El aeropuerto de Teruel cumple 5 añosEl aeropuerto de Teruel cumple 5 años ECA

Según han expresado a El Confidencial Autonómico fuentes del aeropuerto turolense Plataforma Aeroportuario de Teruel (PLATA), “el éxito de modelo de negocio de este aeropuerto, que no es de viajeros, sino de estacionamiento, reciclado y mantenimiento es una satisfacción, y lo vamos a celebrar con toda la sociedad”.

Una de las iniciativas para esta celebración ya se ha puesto en marcha: el concurso de dibujo entre los alumnos de Primaria de toda la provincia sobre aeronáutica, con una “excelente participación”.

Otras iniciativas se anunciarán en breve, “con un calendario que favorezca la celebración, pues en estas semanas de nieve y frío hemos comprobado que son casi disuasorias para los visitantes, como es lógico”, apuntan desde el aeropuerto.

La celebración del V aniversario  incluirá jornadas de puertas abiertas, exhibición de aeronaves y exposición, exposición del concurso de dibujo de alumnos de toda la provincia, conferencias y otras actividades.

Un modelo de negocio que funciona

El aeropuerto de Teruel es, propiamente, un “parking” o “garaje” de aviones, no un aeropuerto de pasajeros, y prefieren no compararse con los diversos aeropuertos de España con gran déficit, porque afirman que “somos únicos, no queremos compararnos, pues no es de viajeros”.

Así se concibió, se ha desarrollado y prevé un futuro “excelente, pues en 20 años habrá que reciclar 12.000 aviones en Europa, y las instalaciones aeroportuarias de Teruel tienen un papel muy importante que jugar”, señalan a ECA.

Es un aeropuerto construido sobre la Base Aérea de Caudé, del Ejército del Aire, que adquiríó el ayuntamiento de Teruel.  Es propiedad de un consorcio integrado por el Gobierno de Aragón (60%) y el ayuntamiento de Teruel (40%). Se invirtieron 45 millones de euros. En 2 años ya había generado 100 empleos directos.

Tiene 120 hectáreas para estacionar 250 aviones. Los habitantes de la zona ya están acostumbrados a ver aterrizar  Jumbos, Boeing 747 y Airbus 330, entre otros.

Los directivos del aeropuerto lo están promocionando también a todos los niveles: por ejemplo la semana pasada se rodó en las instalaciones aeroportuarios un nuevo anuncio de automóviles. Así mismo, ha firmado convenios con entidades para desarrollar proyectos I+D+I.

Dos colegios públicos prohíben al obispo de Castellón visitar a los alumnos de Religión

El Confidencial Digital

El prelado lo califica de “curioso”

Dos colegios públicos prohíben al obispo de Castellón visitar a los alumnos de Religión

Monseñor López Llorente lo ha puesto en conocimiento de Educación: “Es la dictadura del pensamiento único y laicista”

El obispo de Segorbe-Castellón, Casimiro López Llorente, ha visitado dos colegios públicos de Castellón para estar con los estudiantes que cursan Religión, asignatura elegida libremente. Sin embargo, le ha sorprendido que otros dos centros públicos le hayan prohibido visitar a estos alumnos.

Monseñor Casimiro López Llorente. Monseñor Casimiro López Llorente. RELIGIONCONFIDENCIAL

Para el obispo, que ha lamentado este veto, “es la dictadura del pensamiento único y laicista”, y ha expresado que “son los alumnos los que lo sufren porque no les puede visitar el obispo”.

Este veto ha sido calificado por el obispo como “curioso”, ya que “los profesores o profesoras ejercen la docencia en mi nombre”.

De hecho, el obispo ha puesto en conocimiento de la Consejería de Educación este veto, según ha sabido Religión Confidencial. Al frente está el castellonense Vicent Marzà, que pertenece a Compromís.

“Missio canónica” de los profesores

Los profesores de Religión tienen que haber obtenido la “missio canónica”, es decir, haber sido propuestos a la Administración por el obispo de la diócesis, como profesor competente e idóneo.

De hecho, cada año el prelado se reúne con profesores de Religión, para hacerles entrega de la “missio canónica” y que enseñen en nombre de la Iglesia Católica, que este año tuvo lugar el pasado 21 de octubre en la Basílica de Lidón (Lledó, en valenciano), patrona de la ciudad.

La visita a los centros educativos de Castellón por parte de Monseñor López Llorente forma parte de la Visita Pastoral a la ciudad, que inició el pasado 21 de enero. La anunció el 14 de diciembre destacando que la Visita Pastoral es “un tiempo de gracia de Dios”. En esa ocasión, destacó que se encontraría con sacerdotes, religiosos y seglares, así como con reuniones con niños, adolescentes y jóvenes, y familias

El Ayuntamiento de Valencia felicita el Nuevo Año Chino pero no la Navidad

El Confidencial Digital

El Ayuntamiento de Valencia felicita el Nuevo Año Chino pero no la Navidad

El Ayuntamiento de Valencia felicitó el Nuevo Año Chino en su fachada el pasado jueves, 15 de febrero. En Valencia hay 6.635 chinos empadronados y me parece bien que tenga esa deferencia con un colectivo extranjero en auge en la capital del Turia, y en principio toda fiesta relevante es una ocasión de integración y reconocimiento.

Sin embargo, son muchos los valencianos que echaron en falta que el consistorio no felicitara la Navidad de un modo similar, y son cientos de miles los valencianos, de diversa religión y cultura, que celebran la Navidad.

Los comentarios de no pocos valencianos, al comprobar cómo el Ayuntamiento se acuerda de los chinos en comparación con el “olvido” de la Navidad, son de desaprobación y rechazo por lo que consideran una desconsideración notable hacia una fiesta tan arraigada en la cultura como es la Navidad.

En el Ayuntamiento, gobernado por el tripartito de izquierdas integrado por Compromís – el alcalde, Joan Ribó, pertenece a este partido -, socialistas y Podemos, se vienen sucediendo decisiones y polémicas en torno a todo lo que tenga relación con las fiestas de origen cristiano. Por ejemplo, cuando en concejal-ciclista Giuseppe Grezzi, concejal de Movilidad, prohibió una marcha motera solidaria las pasadas Navidades, para obtener regalos para niños, porque “dificultaba el tráfico en zonas céntricas”, lo cual no impidió que los moteros hicieran caso omiso y llevaran a cabo la marcha solidaria en otras calles menos céntricas.

El consistorio se vuelca con celebraciones como las “magas republicanas”, en fechas próximas a Reyes, que ensombrece o pretende ensombrecer la tradición cultural cristiana de la cabalgata de Reyes Magos. Para esa original cabalgata de las “magas” no hay problemas de tráfico, y se celebra por las calles más céntricas de la ciudad. Expresamente, el Ayuntamiento ha propiciado debates para convertir Valencia en una ciudad “laica”.

“Laica” ya es, desde hace tiempo, la ciudad de Valencia, pues el pueblo se vuelca en muchas de sus celebraciones, y la tradición cristiana forma parte innegable de la cultura de la ciudad. Pero las autoridades municipales siguen volcándose en efemérides con modos de celebración que no acerquen o mantengan los signos cristianos.

Apertura a los chinos, si, pero con mayor  motivo a las fiestas tradicionales, tengan o no origen cristiano. Y Valencia es muy “festera”, por lo que muy sensible a estos hechos que se vienen sucediendo.

“Cultura” es el conjunto de saberes, creencias y pautas de conducta de un grupo social, incluyendo los medios materiales que usan sus miembros para comunicarse entre sí y resolver necesidades de todo tipo, según se puede leer en Wikipedia. Obsérvese que incluye “creencias”.

Tal vez el tripartito valenciano puede intentar cambiar el concepto de cultura, tratando el asunto con Wikipedia, pero lo mejor que puede hacer es gobernar para todos – sobre todo, la mayoría – y asimilar que la cultura abarca aspectos que a ellos no les gustan.

Zenón de Elea.